Sexo
Oral

¿Cómo hacer sexo oral?

El sexo oral es una práctica que se da por sentada y no hay una única forma de que nuestra boca entre en contacto con los genitales.

Los secretos del sexo oral

El truco infalible para el buen sexo oral: hacerlo con ganas. Puede parecer obvio pero lo más excitante de una felación o cunnilingus es que la persona que lo hace, lo esté disfrutando. Porque no solo recibir excita, sino también dar y no tengas vergüenza a mostrarlo.

Otro factor importante: mantenernos en contacto con el otro. No debemos ver sus genitales como algo aparte, sino que actos como establecer contacto visual, acariciar el resto del cuerpo, besar etc puede hacer que la experiencia sea mucho más intensa para ambas personas. Son aspectos que parecen obvios pero que en el momento nadie tenemos en cuenta.

Cómo hacer una felación

  1. Cambiar los movimientos repetitivos
  2. No sólo utilices la lengua, sino los labios y besa lentamente
  3. Usa las manos, no solo la boca y prueba movimientos más allá de arriba-abajo. Con ayuda de lubricante puedes centrarte más en el glande; presionar de arriba abajo; friccionar hacia los lados como si quisieras encender fuego con un palo, y combinar con tu lengua.
  4. Usar un juguete vibrador masajeando, al mismo tiempo que le practicas el oral puede llegar a provocarle unas sensaciones muy intensas, o usar productos con efectos.

Cómo hacer un cunnilingus

El ritmo con el que empieces es importante. Si te pasas de besos, caricias o lamidas en la zona de los muslos corres el riesgo de que se corte el momento y acabe por provocarle más cosquillas que cosquilleos. Y si vas demasiado rápido puede ser desconcertante.

  1. Lo ideal es ir al sitio adecuado con movimientos suaves. Desde los labios mayores hasta el clítoris dejando la entrada de la vagina para el final.
  2. No hagas siempre los mismos movimientos, en la variedad está el gusto.
  3. Mezcla movimientos suaves, por ejemplo puedes hacer el abecedario con tu lengua o escribir palabras.
  4. Combina las manos para introducir los dedos en la vagina al mismo tiempo que masajeas el clítoris con la otra o con la boca.
  5. Prueba juguetes o aceites de efecto calor para una mayor estimulación.