Cómo hacer un masaje erótico con final feliz

Hoy nos vamos a divertir mucho porque vamos a trabajar las manos, así que prepara bien el aceite o el lubricante porque te vamos a compartir las mejores técnicas para hacer un masaje relajante y excitante de diez.

Un buen masaje erótico es más que un simple preliminar, es el placer de sentir como se relajan todos los músculos del cuerpo e incluso sientes un pequeño vértigo que te recorre todo el cuerpo subiendo por la espalda hasta que acabas deseando con euforia tener un orgasmo.

Estamos convencidos de que se te da bastante bien dar masajes pero, ¿a veces no te pasa que te quedas sin recursos?. Con esta técnica que te queremos compartir a continuación, vas a conseguir que tu pareja empiece a sentir el mejor de los placeres sin tocar los genitales.

 

Así se va quedar

Primera parte

Vas a empezar de abajo hacia arriba, es muy importante ir relajando los músculos pero sin acelerarnos, que entienda que lo bueno se hace esperar. Cuanta más tensión sexual generes, mayor será las sensaciones y más potenciado será el posible orgasmo. No os centreis de primeras en tener que llegar al orgasmo, disfrutad del camino como nunca.

Rocía aceite en los pies y coloca tus dedos pulgares sobre el arco (puente)  interior de ellos. Para estimular esta zona mueve los dedos subiendo-bajando y haciendo círculos, ya que los pies son un punto clave con muchas terminaciones nerviosas y fácil para relajar y empezar un buen masaje.

Después, coloca las manos sobre los talones y ves subiendo por la parte posterior de las piernas (los gemelos) hasta la curva de las rodillas acariciándolas con los dedos de las manos y después haciendo un poco de presión con los pulgares.

 

 

Una vez hayas llegado hasta aquí, a la altura de las rodillas abrimos las piernas y vamos subiendo hacía arriba haciendo presión con los pulgares y también acariciando con los dedos sobre los muslos. Cuando te acerques al nacimiento de los labios mayores de ella o el nacimiento de los testículos, haces una ligera presión hacia dentro. Va hacer que envíes mucha más sangre que va permitir una mejor erección tanto en el clítoris como en el pene. Tu pareja de juegos va a estar ansiosa para que empieces a tocar justo ahí. PEEERO no vas a empezar, vas a generar más tensión.

 

Segunda parte

Ya han quedado tus dedos pulgares justo ahí, en el nacimiento de los labios o testículos. Entonces vas hacer un triangulo en tus manos hasta el pubis. Justo en esta zona vas a hacer presiones con los dedos y vas a subir a través de la línea del abdomen. Es decir, sigue la línea del ombligo hasta los pectorales o senos y masajealos suavemente. Nuevamente regresa por el abdomen hasta que de nuevo tienes el triángulo visualmente hecho. Ahora vamos a destensar las ingles, con los pulgares masajeando hacia afuera, es decir, presionando los pulgares desde la pubis hasta las rodillas (no hace falta llegar hasta las rodillas, haz mayor hincapié en las ingles.)

 

 

Toca lo más interesante, en el caso de las mujeres nos volvemos a poner más aceite o lubricante (en abundancia para poder deslizar mejor). Con los pulgares deslizamos los labios menores de abajo hacia arriba, cuando llegues hasta el clítoris con solo uno de los pulgares vas hacer círculos sobre el clítoris. Nuevamente bajas a través de los labios menores con las dos manos repetidas veces, sin prisa.

Por otro lado, en el caso de los hombres (muy bien lubricadas las manos también, que de aceite o lubricante.) vas a subir ambas manos a través del tronco del pene. Vas a estirar desde el glande hacia abajo suavemente con la mano derecha y cuando llegue abajo la sueltas, al mismo tiempo empieza a bajar la izquierda y vuelves a colocar la derecha arriba. Al hacerlo unas cuantas veces ahora, con los pulgares bien lubricados vamos a seguir con ese movimiento pero la mano de arriba con el dedo gordo rodeamos el glande de forma circular y suave (como si lamieras un chupa-chups con la lengua pero lo haces con los dedos)

 

Tercera parte

Ahora sí que sí , tu pareja de juegos estará dispuesta a entregarlo todo.

Dale rienda suelta a tu imaginación y dejaros llevar como nunca sin miedo. Estamos seguros de que disfrutaréis de esta experiencia muuuchísimo.

Puedes acompañar al masaje con una música relajante o excitante de fondo, con alguna velita aromática o incienso con feromonas para ambientar.

2 comentarios de “Cómo hacer un masaje erótico con final feliz

  1. Pingback: Qué es el punto G y cómo estimularlo - Tips para tener el mejor orgasmo

  2. Pingback: Cómo llegar al orgasmo al mismo tiempo en pareja - Tips orgamos pareja

Los comentarios están cerrados.