La primera vez – Mitos sobre la Virginidad y el Himen

Durante muchos años se ha pensado, e incluso se sigue pensando que si la mujer pierde el himen, solo puede ser por tener sexo con penetración y, por lo tanto es impura. 

Incluso podemos llegar hasta el punto de escuchar frases como: “¿Quién quiere una flor a la que han arrancado los pétalos?” Como si la mujer tuviera una virtud que perder que el hombre no.

Pero, ¿Esto es verdad? Vamos a intentar resolver todas tus preguntas analizándolas una a una 😁

¿Qué es el himen?

Seguro que alguna vez tú también has pensado que el himen es como una especie de film transparente (como el que se utiliza para la comida), fino y frágil; que se rompe al perforarlo, por ejemplo con un tampón. Pero nada más lejos de la realidad…

El himen realmente es un tejido muy elástico y resistente. De hecho, el himen es lo suficientemente elástico, puede volver a casi su condición original. Y es que, existen diferentes tipos o incluso hay personas que nacen sin himen.

Tipos de himen más comunes

🐚Flaciforme: circular con agujero en el centro 

🐚Septado: forma de “o” noruega o tachada                  

🐚Cribiforme: apariencia de un colador

Los hímenes pueden tener formas muy distintas y variadas. Incluso puede que no exista himen o, por el contrario, que tapen completamente la vagina (imperforado).

Este último tipo de himen, el imperforado, puede llegar a ser un problema porque no deja salir la menstruación, aunque esto se puede solucionar fácilmente con una cirugía menor.

¿Qué es la virginidad y ser virgen?

No podíamos no hablar de la membrana de la virginidad, algo tan legendario que a algunas mujeres todavía les cuesta honor e incluso la vida a causa de antiquísimas tradiciones y desinformación.

La virginidad según el diccionario, es el estado de la persona que es virgen, es decir, que no ha tenido nunca relaciones sexuales. Por ende, una persona virgen es aquella que nunca ha tenido sexo. Recordemos que el sexo no tiene por qué ser con penetración.

Entonces la virginidad, en realidad sería un concepto que ha creado la sociedad para etiquetar cuándo se tienen relaciones por primera vez, en este caso con penetración.

La virginidad no existe. No es algo que sólo las mujeres tienen que perder o han perdido por tener sexo con penetración.

Por lo que el himen no va relacionado con ser más o menos pura. Sorprendente ¿verdad?

¿Cómo se puede romper mi himen?

Realmente, cuando se están teniendo relaciones sexuales con penetración, el himen se estira al mismo tiempo que la vagina se dilata, aunque la vagina tiene una capacidad de dilatación muchísimo mayor a la del himen. Por eso, cuando una mujer tiene un parto vaginal, este último a veces se desgarra.

Por otro lado, el himen de una persona con vagina se puede desgarrar y romper en un momento más temprano de la vida que no sea cuando está dando a luz. Por ejemplo: con actividades tan simples como montar a caballo, haciendo ballet, golpes, caídas…

En cualquier caso de rotura o desgarro de himen, éste puede volver a regenerarse como hemos comentado anteriormente.

Resumiendo, con esta información podemos llegar a la conclusión de que el himen no está directamente relacionado con el concepto de “virginidad”. Por ello, si tienes himen no eres más “pura” que una persona que no lo tiene, y viceversa. 

Pero si todavía no lo ves claro, te ponemos otro ejemplo: Si realmente el himen fuese una prueba de virginidad, una mujer que siempre ha tenido sexo con otra mujer sin penetración, ¿Sería siempre virgen?

¿Por qué sangré durante mi “primera vez”?

Por lo general, la primera vez que tienes sexo vaginal puedes sentir molestias durante la penetración, pudiendo llegar al sangrado por diversos motivos:

  • Tu himen se compone de más tejido del habitual
  • Tu vagina no está lo suficientemente lubricada o, lo más común, detrás del tejido del himen sigue habiendo restos del sangrado de tu última menstruación.
  • Puedes haber desgarrado una zona de la vagina provocando herida por la tensión muscular del momento.

¿Para qué sirve el himen?

Si el himen no sirve para comprobar tu virginidad, entonces ¿qué fin tiene?

Pues siento decepcionarte, pero realmente no sirve para nada. Sería algo así como el pezón masculino, que no tiene ninguna finalidad en concreto pero ahí está 😂

Podríamos etiquetarlo como “adorno corporal”.

El himen se ha presentado en la sociedad como signo de castidad que según el mito debe romperse y provocar sangrado en el primer coito. Implicando al sangrado como prueba de virginidad importante.

Definición del himen según la RAE

Para finalizar, una vez que has entendido la explicación de estos mitos sobre el himen, nos gustaría que fueses a cualquiera de tus redes sociales y publicases: “El himen no conserva mi integridad”, mencionando a la RAE, ya que esta es la definición que aparece en el diccionario:

Los mitos sobre el himen tiene que dejar de hacerle perder el honor a la vida de las mujeres

Actualmente todavía hay personas que se hacen cirugías de himenoplastia para sangrar la noche de bodas, y repetimos, algo absurdo porque el himen no es sinónimo de pura.

En realidad el himen permanece en su lugar durante toda tu vida y se hace más suave con el tiempo.

Así que, ningún hombre ni nadie va a romperlo ni a “llevarse” algo que no vas a recuperar jamás. Al menos no físicamente hablando.

 

En conclusión: la “virginidad” es un concepto absurdo si lo contrastamos con todos los conceptos y toda la información que te hemos dado. Por ello, nuestro objetivo es conseguir que reflexiones sobre este tema y que entiendas que con himen puedes nacer o no, no va relacionado con el coito ni con perder la virginidad.

Y si quieres aportar tu granito de arena para que nos hagan caso nos vemos por las redes sociales.

¡Hasta el orgasmo y más allá! 🚀

Redacción: @marieta.rn